viernes, 14 de diciembre de 2007

El Estatuto Autonómico establece una economía solidaria para todos

El Estatuto del Departamento Autónomo de Santa Cruz (EDASC) aprobado el 13 de diciembre de 2007 en la Asamblea Provisional Autonómica del Departamento de Santa Cruz de la Sierra- Bolivia se basa en un modelo de economía solidaria para todos donde la distribución de los recursos está destinado a mejorar la calidad de vida de la población empobrecida y a contribuir a las regiones del país con menos desarrollo económico. Establece que el Gobierno Departamental solo interviene como regulador de la actividad económica, siendo el sector privado el agente económico más importante generador de empleo otorgando oportunidad a los micro, pequeños y grandes inversores de la región.

El artículo 111 del Estatuto del Departamento Autónomo de Santa Cruz (EDASC) establece que a parte de los recursos ya asignados departamentalmente en la Constitución Política del Estado boliviano actual (CPE) son también considerados recursos del Departamento Autónomo de Santa Cruz los siguientes:

-Las transferencias de recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) para la administración de las competencias transferidas en la Ley y el EDASC.
-Los impuestos departamentales, tasas y contribuciones aprobados por la Asamblea Legislativa Departamental.
-Rendimientos e ingresos provenientes de la administración del patrimonio propio.
-Donaciones y legados.
-Recursos de la Cooperación Internacional.

Los ingresos que el nuevo Gobierno Departamental pueda generar son importantes para el fin de consolidar un régimen descentralizado política y administrativamente.

Las transferencias de los recursos del TGN, según lo establecido en el Estatuto Autonómico , deberá ser llevado en coordinación con el Gobierno Central y el nuevo Gobierno Departamental. Se espera la conformación de una comisión conformada por ambas partes para la efectiva transferencia.

El Gobierno Departamental podrá captar recursos de regiones amigas y cooperación internacional, invertir los mismos y obtener rendimientos e ingresos de dichas inversiones para redistribuirlos equitativamente.

Las donaciones y los recursos de la cooperación internacional al Departamento Autónomo de Santa Cruz podrán ser administrados por el Gobierno Departamental. Se espera que los proyectos a los que estos recursos beneficien aumenten el bienestar de la población en su conjunto.

Sobre la propiedad privada

El artículo 2 del proyecto de Estatuto del Departamento Autónomo de Santa Cruz (EDASC) aprobado el 13 de diciembre de 2007 en la Asamblea Provisional Autonómica del Departamento de Santa Cruz, establece que entre los derechos y libertades fundamentales de las personas en el Departamento Autónomo de Santa Cruz se encuentran:

-Derecho a la propiedad privada, individual y colectivamente, siempre que cumpla una función social.
-Derecho a trabajar y dedicarse al comercio, la industria ó a cualquier actividad lícita, en condiciones que no perjudiquen el bien colectivo.
-Dado que el sistema cooperativo es una conquista histórica del pueblo cruceño, el Estatuto Autonómico lo incentivará, fomentará, garantizará y regulará el funcionamiento del mismo en el departamento. Se debe recordar que el pueblo cruceño se unió a través de las cooperativas a fin de proveerse de servicios y bienes públicos, como la electricidad, el agua y las telecomunicaciones, esto como consecuencia a las desatenciones del Estado Nacional.

El Departamento de Santa Cruz ha demostrado que con una iniciativa privada sólida y generadora de empleo, se ha convertido en la región más pujante del país. El Producto Interno Bruto (PIB) regional representa el 31% del PIB nacional. El 42% del empleo formal es generado por el sector privado de Santa Cruz. Aporta con el 25% de las divisas que ingresan al país por concepto de exportaciones.

El sector empresarial celebra que el Estatuto Autonómico garantice el derecho de los ciudadanos cruceños a la propiedad privada. La evidencia empírica internacional ha demostrado que con elevados grados de libertad económica, es decir, con respeto al Estado de Derecho y respeto a la propiedad privada se alcanzan niveles de desarrollo económico elevados.